martes, 28 de agosto de 2012

Hoy les vengo a contar del día en el cual empecé a comer pasto, el día en el cual vi más natural las cosas... Un dato, ¡las semillitas del pasto son deliciosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario